BIENVENIDOS A ATGROUP

Últimas Noticias

FLoC: EL FIN DE LAS COOKIES... EXCEPTO LAS DE GOOGLE

Google está preparando el FLoC, una actualización de su famoso navegador Google Chrome en el cual no aceptarán ninguna cookie de terceros

Recientemente ha salido publicado en los medios de comunicación que Google está preparando un cambio importante en su famoso navegador CHROME que consistirá en dos elementos clave:

 Primero Sólo admitirá las cookies propias de Google y no las de terceros.
 Segundo Las cookies de Google utilizarán la tecnología FLoC que servirán para filtrar a los usuarios por cohortes o grupos de intereses comunes.

Sin duda, puede parecer un avance en la privacidad con respecto al actual sistema donde múltiples empresas desarrollan sus cookies (ficheros adjuntos aL navegador con funciones diversas) y generan sus propios perfiles de usuario en un sistema absolutamente descentralizado, justo al contrario del que nos propone Google, donde el futuro modelo estará totalmente controlado por el gigante de Internet sin opción a la participación de terceros en la segmentación de usuarios.

Es evidente que el actual sistema de cookies puede comportar situaciones no deseadas por el usuario y para evitar dichas situaciones la AEPD ,(entendemos nosotros que con muy buen criterio) ha exigido a todos los titulares de webs que el usuario pueda elegir qué cookies acepta o no antes de navegar en una web. De esta manera, es el usuario quien elige qué nivel de privacidad desea en la navegación dentro de una web.

Con el nuevo modelo que propone Google no tendrá sentido dicha configuración de cookies, ya que sólo serán aceptadas aquellas que el operador dominante haya desarrollado para sí mismo, y seguramente el usuario al entrar en una web sólo tendrá que atender a una pregunta binaria, es decir si acepto entrar en el sistema FLoC o no.

El Federated Learning of Cohorts (FLoC) de Google, consiste en identificar al usuario según sus gustos y actividad de navegación dentro de un grupo determinado o cohorte, asignando una ID diferenciada según intereses y perfiles. De esta manera no se tiene un individuo sino un grupo con intereses comunes con la segmentación publicitaria que pueda ser de interés en cada momento para anunciantes y agencias.

En este punto, vemos alguna luz y también alguna sombra, como elemento positivo e interesante en la mejora de la privacidad cabría destacar la no identificación del usuario final, es decir, el sistema FLoC no permite identificar uno por uno a los usuarios como ocurre ahora, sólo se permitiría saber a qué ID de cohorte pertenece, sin entrar en el anonimato absoluto, pero difuminado dentro de un grupo de interés similar. Sin duda, esta capa de ocultación, si está bien realizada puede ser una mejora respecto a la privacidad.

Como sombras, la verdad es que nos preocupa que sólo Google pueda hacer cookies de Chrome, operador dominante con más del 90% del mercado occidental, sin duda es un monopolio que va más allá de fronteras y estados, si bien es cierto que la atomización del mercado hacía más dificultoso su control y supervisión, no es menos cierto que la capacidad de coerción de las Autoridades de Control europeas es muy superior en estos operadores terceros que a la que pueden ejercer frente a los monstruos de Internet como es Google.

La segunda sombra, es la alternativa que nos da Google con su sistema FLoC a la identificación personal del usuario, el operador nos propone clasificar por grupos (cohortes en lenguaje Google) a los consumidores, de tal manera que cada usuario según su comportamiento estaría segmentado y clasificado según el patrón diseñado por Google.

Es evidente que estos patrones de conducta son de máximo interés para Google, y no precisamente por su ánimo altruista, sino para comercializar con ellos a anunciantes y publicistas con la máxima eficacia y sin competencia, ya que sólo Google tendrá acceso a dichos perfiles.

En resumen, que no es descabellado pensar que con la excusa de mejorar la privacidad de su navegador, Google de un solo movimiento elimina la posibilidad de que terceros extraigan información comercial de la navegación al no aceptar cookies de terceros y además impone el sistema monopolístico exclusivo de la segmentación de potenciales clientes mediante sus propias y únicas cookies admitidas del sistema FLoC…la verdad es que nos parece una práctica monopolística que puede perjudicar tanto a los usuarios como al resto de pequeños desarrolladores del mundo de la publicidad que verán como tienen que cambiar todos sus patrones e inversión económica, como siempre a favor del monopolio.

Es evidente que todas las autoridades de control europeas están muy al tanto de los derroteros que puede adoptar la cuestión, preocupa el seguimiento en el tiempo de usuarios, las evoluciones de consumo, la verdadera anonimización de las cohortes del sistema FLoC, el tratamiento de datos de especial protección, entre otros elementos.

En todo caso, a los usuarios nos da la sensación de la lucha de David contra Goliat, intentar controlar mediante procedimientos administrativos a los gigantes de Internet, no es una tarea fácil para ninguna autoridad de control europea ni puede tener un resultado óptimo si no hay otras medidas complementarias que fomenten la competencia y estimulen el cumplimiento normativo.

Para concluir, nos gustaría volver a plantear un deseo, ahora con más sentido que nunca, la Unión Europea, tiene que dar un paso al frente en su política de Digital, está claro que existe una política común de fronteras, financiera, de mercancías e incluso de Relaciones Exteriores, pero echamos a faltar el fomento de políticas de independencia digital similares a las que emprendió China en su día con BAIDO, ALIBABA, TACENT y XAOMI, e incluso Rusia con YANDEX, sin duda alternativas necesarias y ejemplos a seguir si pretendemos tener cierta independencia digital europea.

Veremos en unos meses por dónde evoluciona el FLoC, estaremos a la espera y os tendremos informados.

Un saludo.

8 de Abril de 2021
Ver todas las noticias